«

»

Abr 30

El Celler de Can Roca en casa con Chefbox

Con los sabores, aromas y texturas flotando en mi cabeza aún de la reciente estancia y  cena del Celler una cosa que debo contar y que me ha parecido genial es la CHEFBOX que ha hecho El Celler para la colección SIBARITUS.

No se muy bien cómo, porque se me antoja me increíblemente difícil aunar tantos talentos a la vez pero han convencido a los hermanos Adrià,  a los hermanos Roca, Andoni Luis Aduriz, Quique Dacosta y algunas figuras más de crear una caja, llamada CHEFBOX que sale cada mes de forma secreta. Una por mes. Se pueden adquirir con los ojos cerrados a un precio preferencial de 99€ o cuando llega el momento sueltas a 115€.

La CHEFBOX del Celler que he tenido oportunidad de probar durante varios días en el aula (la foto corresponde al reservado del Celler transformado en aula donde dábamos clase) es una idea genial, que permitirá juntar a grupos de amigos o a padres e hijos. Un regalo que puede divertir e interesar a mucha gente. Se trata de un  maravilloso juego de pistas aromáticas que permitirá a todos desarrollar su memoria olfativa y por extensión habilidades culinarias.

Por un precio más que comedido, se tendrá una caja similar a La nariz del vino (Le nez du vin 285€) , el estuche que se hace para sumilleres en el que encontaremos más de 40 aromas, de muchos familias que ayudan a desarrollar el olfato y a la formación de un vocabulario que nos permita expresar las sensaciones que encontramos en comida y bebida.

Hemos estado jugando a este juego y la verdad creo que es el regalo ideal para cualquier amante de la gastronomía o incluso del desarrollo de aptitudes en gente de todas las edades, desde jóvenes a seniors.

Me parece que esta caja la tendrán que repetir porque es sencillamente genial. Te todos modos , el 20 de mayo sale la caja Celler y ya haré un recordatorio con la que nos llegue a casa.

En el nuevo restaurante pienso poner una para interactuar con algunos clientes amantes de emociones fuertes.

Sin querer, por cierto, me lleve el aroma 33 (la foto es de ese aroma), un aroma dulzón que te trae a cuando eras pequeño, que la mente asocia  de forma inmediata con cosas lácteas…..  Ayer mismo llame por teléfono a Salvador Brugués para preguntarle si hacía falta devolvérselo…. me dijo que no. Así que lo voy a llevar en el bolsillo porque es un aroma singular y pocos han acertado con el.