«

»

Oct 21

Berkel, el Ferrari del corte y Julius el Rolls Royce de los prosciuttos

El 12 octubre de 1898, Wilhelmus Adrianus Van Berkel, en Rotterdam, patentó el modelo “Berkel”
Nace entonces, la hoy mundialmente conocida como: “Ferrari dei salumieri”, no sólo por la similitud del color “rosso”, sino también por la excelencia del “tagliare”…

 

La verdad es que Van Berkel era un carnicero aficionado a la mecánica e ideó una máquina muy funcional, con un corte especial y sorprendentemente bella. Resulta difÍcil no quedarse mirando como un niño.

Lo cierto es que este Holandés revolucionó el trabajo de los carniceros al permitirles cortar piezas mecánicamente evitando el cuchillo. Realmente un chollo para aquella época y por eso Patentes Van Berkel Company Ltd produce y suministra sólo el primer año de funcionamiento, 1899,  84 máquinas de cortar.

En los años siguientes la producción aumenta muy rápidamente. Dada la gran utilidad práctica del nuevo invento, el éxito de la empresa Berkel es inmediata, masiva y global. Por si fuera poco Berkel es un avispado financiero y es una de las primeras empresas (si no la primera) que ofrece a sus clientes el sistema de pago a plazos. Así que cuando suenan los primeros obuses en la Primera Guerra Mundial, la producción de la empresa es ya muy variada: además de las cortadoras, se producen pesos, tornos, máquinas herramientas en general e incluso aviones. Hay todo un mercado de segunda mano porque la época de explendor de estas maquinas fué a primeros de siglo. La verdad es que al tener la hoja que hace el corte con una ligera ondulación  los cortes son realmente agradables y en boca resulta maravilloso.

De vez en cuando voy a comprar PROSCIUTTO  a LA ACADEMIA DEL GUSTO, donde lo cortan con una de estas máquinas antiguas restauradas. De hecho tienen la distribución de máquinas restauradas por un señor Italiano que casualmente está en Madrid esta semana para asistir a MILLESIME. Desde hace poco estan trayendo un Prosciutto llamado JULIUS realmente maravilloso y del que hablaremos la semana próxima. De momento sólo dire que el corte, muy fino tal y como se aprecia en el video, hace que probablemente el mejor sitio de Madrid para degustar jamón y mortadela sea éste: 100 gr de estos productos se convierten en 15 o 20 lonchas cuasi trasparente que en boca resultan realmente excepcionales. Sobre JULIUS, ya hablaremos la semana que viene; es otro producto extraordinario que merece la visita a la Academia.

LA ACADEMIA DEL GUSTO

C/ Cristóbal Bordiú, 55, 28003 Madrid, 915 353 728

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Rafa P

    Genial el post.

    Me encantan las cortadoras de fiambres, hay negocios enteros que dependen de una simple cortadora.

    Esta máquina que presentas es ideal para cortar un buen jamón ibérico, aunque me imagino que tendrás que entrenar un poco antes de cogerle el truquillo a la máquina.

    La pena es que suelen ser bastante complicadas de lavar después, lo digo sobre todo para la típica fiambrera “de bolsillo” que algunos tienen en casa. Da bastante pereza usarlas.

  2. David

    Es una joya esa maquina cortadora!!!. “Mui” el, a mi juicio, sobrevalorado proyecto paralelo de tapas de Juanjo de “La Tasquita de Enfrente” cuenta también, en barra, con una de estas preciosidades. Interesante y gratificante la cata de ayer, verdad?

  3. Alfredo Taño

    Me encuentro en Uruguay y he estado admirando las maravillosas berkel restauradas en forma fantasticas,quisiera agregar que desde hace años estoy dedicado a la exportacion de estas maquinas (sin restaurar) para algunos paises de europa,pero cuando las veo en las condiciones enque ustedes las estan mostrando,me daria pena venderlas.-saludos Alfredo

  4. Christophe

    Que bueno !! No te gustaria restaurarlas y venderlas restauradas, probablemente ganarias más dinero y más satisfacción por dar una segunda vida a un aparato tan maravilloso.

  5. Alfredo Taño

    Gracias por tu tiempo.-Si ….alguna vez he restaurado y en mi opinion no quedo tan mal,solo que en esta parte de America no valorizan estas maquinas en su justa medida.-Difruto mucho cuando las encontras tiradas o abandonadas y con tus manos les das una segunda vida,se lo que es y lo he difrutado plenamente por encima de los beneficios economicos.-Ha sido un placer intercambiar estas palabras.-Saludos Alfredo

Los comentarios han sido desactivados.