«

»

Sep 21

Oh My God : Worcestershire sauce

Erase una vez en Bengala, en la época de las películas épicas “Los tres lanceros de Bengala”, un gobernador llamado Lord Sandys.

Este gobernador, gourmet compulsivo e impenitente, estaba loco por la gastronomía local que su cocinero particular le servía día tras día y que frecuentemente aliñaba con una salsa propia.

En 1834 fue llamado por la Corona para volver a madre patria, pero antes de partir suplico su cocinero de darle la receta de su famosa salsa y se la trajo en las maletas.

De vuelta a sus tierras de Worcester , pidió a dos tenderos que poseian una drogueria ( en frances se llaman droguiste pero no se como se dice en castellano) que se llamaban John Lea y William Perrins, que se la preparara siguiendo escrupulosamente la receta original indicada por el Chef indio. Pidió una gran cantidad porque le volvía loco.

Lea y Perrins ejecutaron el pedido: mezclaron en una gran cuba de vinagre de malta , melaza, salsa de soja, azúcar moreno, sal, zumo de limón, caramelo, anchoas extracto de tamarindo, añadieron ajo, cebolla, especies mezclaron y dejaron fermentar. Quedaron con el Lord para hacer la prueba y probaron.

El resultado era infecto, terriblemente infecto. Por darle un segunda oportunidad echaron las mezclas en toneles que se guardaron en el fondo del depósito y Lord Sandys, nostálgico, furioso y decepcionado tuvo que hacerse a la idea de que no volvería a probar su manjar.

3 años después, poniendo orden en el depósito los drogueros redescubrieron los toneles que habían olvidado en su memoria y por curiosidad y sin grandes expectativas probaron su contenido.

La salsa, ignoble había sufrido una metamorfosis y se había convertido en un suculento condimento. Decididamente este era el secreto: tenían de evolucionar como un viejo malta. Habrían podido darle un nombre indio, exótico pero prefirieron llamarle simplemente SALSA WORCESTER, a la que añadieron la palabra SHIRE equivalente a Condado para darle más glamour a la salsa.
Fue un exito inmediato, lamentablemente el inventor no llegó a probarla y Lea y Perrins se hicieron realmente ricos sin que Sandys lo probara: murió un año antes el pobre.

En casa, a mi querido Padre le gustaban especialmente unas gotas esparcidas sobre buenas  patatas fritas y todos nos aficionamos con este cocktail.
Es una salsa maravillosa, profunda, aromática, que te transporta y un comodín que entra en muchas de las salsas clásicas y universales.

10 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. David

    Mítica salsa, Chistophe!!!. Desde 2009 se sabe que entre sus secretos ingredientes, durante más de 170 años, están el clavo, el pepinillo y el pimiento.

  2. Carlos Dube

    Hola Christophe, nos ha encantado leer la historia, y provechando este artículo vamos a hacerte una petición. Nos gustaría, si fuera posible, que nos descubrieras algunas recetas con este aderezo que se alejaran un poco de las clásicas salsa Caesar, bloody mary, salsas BBQ etc

    Un saludo.

  3. Juan

    Maravilloso gusto que no entiende de tiempo ni de épocas!

  4. Christophe

    Bueno, hoy no tengo tiempo ni los ingredientes pero este fin de semana haremos un plato con una salsa realmente bestial, lo que pasa es que la mayoría de las aplicaciones que yo conozco son salsas barbacoas, incluida la que más me gusta : salsa barbacoa ahumada con mostaza de la zona pacifico pero tirare de armario a ver que encuentro.

  5. Carlos Dube

    Pues esperamos ansiosos esa salsa…

    ¡Muchas gracias!

  6. El_Pollito

    Para mí es INDISPENSABLE en el Steak Tartar y en la salsa barbacoa (la casera, la buena buena :) )!!!

    Lo que me llama la atención es lo poco usada que es aquí…

  7. Christophe

    La verdad casi todos los paises han sido muy reacios siempre a incorporar cosas de la gastronomia de otros paises por buenos que fueran.
    Pero que buena esta esta salsa.

  8. Christophe

    Que bueno !! Gracias por la info David !
    A ver cuando nos vemos en alguna cata

  9. adolfo

    Totalmente de acuerdo con El Pollito, indispensable en el steak tartere, uno de mis platos favoritos, habré gastado unos cien litros a lo largo de mi vida…. ;-)).
    Os recomiendo probarlo echando unas gotas en unas sardinas al limón (= que los boquerones en vinagre, pero con limón), sobre un canapé de un buen pan.

  10. Christophe

    Que buena pinta Alfredo. Probare lo que comentas… Gracias por la receta y si no lo has probado aún te recomiendo que pruebes tartare de secreto. Si no lo has probado te dejo unos gramos de regalo en Cesareo Gómez.

Los comentarios han sido desactivados.