«

»

May 05

¿Por qué engordamos y qué hacer para evitarlo?

Una amiga de Nueva York me habló de este libro con tanto entusiasmo que le pedi que se convirtiera en “corresponsal” temporalmente y que me ayudara con una nota sobre este libro que esta teniendo mucho exito en Estados Unidos, país donde, por desgracia los malos habitos alimentarios han creado un autentico problema.

Volviendo al titulo del post, no es solo un buen título es también la traducción de un libro bestseller en EEUU: “Why we get fat and what to do about it “del periodista científico de las revistas Discover y Science, Gary Taubes.
Taubes, en un lenguaje que resulta fácil y comprensible para el público en general, carga contra el mito de que para adelgazar lo que hay que hacer es contar calorías y simplemente comer menos y gastar más calorías haciendo más ejercicio. Para él está claro que para adelgazar lo que es necesario es restringir al máximo los hidratos de consumimos, tomando más proteínas e incluso más grasa. Esto es lo que hace que el libro haya creado tanta controversia.
El libro cuenta como hasta la mitad del siglo pasado los médicos y nutricionistas recomendaban para evitar el sobrepeso y la obesidad, dietas bajas en hidratos de carbono (dulces, pan, harina, cereales, azúcar, pastas, arroces, patatas) y basadas principalmente en proteínas (carne, pollo, pescado, huevos).

El problema empezó en los años 60 cuando  el Departamento de Agricultura americano sacó su famosa pirámide nutricional, en que se muestra que una dieta sana y buena para el corazón  es la que se basa en hidratos de carbono.

La base de esta pirámide, muestra como los alimentos que más se deben consumir son los cereales, el pan, la pasta y el arroz. En cambio la carne, el pescado y el pollo se deben limitar a 2-3 porciones al día.

Esta recomendación se basaba en la creencia de que la grasa que consumimos es la que causa problemas del corazón y que por tanto si sustituimos la grasa por otros alimentos (hidratos) se reduce la probabilidad de tener un ataque al corazón.  Esta creencia se ha mantenido en los últimos 50 años hasta el punto de que en 1995 la Asociación del corazón americana publicó un folleto en el que daba a entender que se podía comer tanto cuanto quisiéramos de cualquier alimento (incluyendo dulces y azúcar) que fuera bajo en grasas. Viendo lo que ha aumentado la obesidad las últimas décadas, debemos al menos cuestionar estas recomendaciones.

Distintos análisis y pruebas que se han realizado en los últimos años, muestran que lo que causa problemas coronarios, además de diabetes y mayor probabilidad de tener cáncer es el sobrepeso y la obesidad. También muestran que lo que hace que engordemos es la respuesta metabólica y de la insulina al consumo de hidratos de carbono. Por tanto si reducimos el consumo de hidratos de carbono, adelgazamos y si adelgazamos reducimos el riesgo de corazón,  y de sufrir diabetes.

Este no es el libro de una dieta, como pueden ser el de Dukan o el de La Zona. Es un libro pseudocientífico que explica cómo funciona la insulina, las hormonas, cómo la glucosa se convierte en grasa, qué son los triglicéridos, etc… Como conclusión general del libro, la recomendación es comer tanta carne, pescado, aves, huevos, y verduras  verdes como queramos. Evitar los cereales, almidones, féculas, y azúcar, y cualquier cosa hecha con estos (pan, pasta, dulces, zumos, refrescos) y comprobar cómo el cuerpo de cada uno tolera y reacciona a la fruta y otras verduras, para conocer como limitarlos.

Después de leer el libro sientes que te llevan medio engañando toda la vida.

Al final, después de años intentando controlar y bajar  algún que otro kilo, llega el Dr. Dukan a venderte un libro para decirte que estés 5 días consumiendo proteínas exclusivamente sin probar los hidratos de carbono para darte cuenta que eso es lo que hace que bajes 3 kilos de forma inmediata.

Para el que quiera saber más, el libro en inglés en Amazon es este:  http://www.amazon.com/Why-We-Get-Fat-About/dp/0307272702/ref=ntt_at_ep_dpt_1

y aquí está el primer artículo de Gary Taubes del New York Times de 2002 sobre este tema http://www.garytaubes.com/writing/articles/if-its-all-been-big-fat-lie/

¡ VOILA !

Recuerda que estamos en twitter como @gastroconfidenc , pulsa aqui y luego pulsa el botón seguir:  https://twitter.com/gastroconfidenc

 

13 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Lola

    Es un poco complicado explicarlo aqui;pero no estes tan seguro de lo que dice este libro;es mas,las dietas hiperproteicas en las que no comes hidratos a largo plazo son nefastas para la salud;y lo que pierdes rapidamente al principio de la dieta son basicamente liquidos que pronto recuperas.
    Es cierto que cuando uno tiene sobrepeso debe comer menos hidratos;pero debe comerlos aunque pierda peso muy poco a poco.
    Cuando uno tiene normopeso,la piramide tradicional es correcta;ahora bien;no son lo mismo azucares de absorcion rapida-refinados,azucares…-,que azucares de absorcion mas lenta,que son mas sanos,como la pasta,arroz..etc.
    Me encanta tu blog,pero creo que con este tipo de articulos debes tener cuidado;ya que te lee mucha gente.
    Trabajo en el ambito sanitario y estoy bastante especializada en estos temas.
    Un saludo

  2. Christophe

    Hola Lola, entiendo lo que dices si acaso voy a revisar los dos ultimos parrafos pero el resto es, fundamentalmente, lo que cuenta el libro.
    Gracias por tus consejos.

    Ciao
    Christophe

  3. pollito

    Las dietas bajas en hidratos no son hiperproteicas, son normoproteicas. Las dietas que se recomiendan por los nutricionistas convencionales son deficitarias en proteínas animales. Eso conduce a la pérdida de masa muscular y por lo tanto a la reducción del metabolismo.

    Con una dieta baja en hidratos lo que se consigue es:

    – pasar de un metabolismo glucolítico a uno lipolítico: si el cuerpo no tiene hidratos como combustible se ve obligado a tirar de la grasa almacenada

    – controlar la secreción excesiva de insulina, que es la hormona que promueve activamente el almacenamiento de grasas

    – reducir el apetito de forma natural, de modo que la ingesta se reduce espontáneamente

    Estos tres efectos se conjugan para dar lugar a una pérdida de peso mucho más efectiva y sana que en ninguna otra dieta.

  4. Cesar

    Hola a todos, esta mañana en la radio he oido a una doctora (no recuerdo el nombre, lo siento) hablar de algo “revolucionario” respecto a los mitos y costumbres alimenticias, se trata de la rytmonutricion o crononutricion, basicamente se trata de comer los alimentos en el momento del dia que necesitemos esos nutrientes. Si comemos pasta por la noche o fruta por la mañana, al no necesitar estos alimentos a esa hora los almacenamos en vez de digerirlos.
    No conocia esto y me ha parecido interesante, por supuesto no es nuevo, buscarlo en el señor goooooooooooooogle
    ¿alguno lo practica o lo conocia?
    Saludos

  5. Cesar

    Hola otra vez, me acabo de dar cuenta de la hora de vuestros comentarios (Lola y Christ.) no es por meterme en vuestro ritmo de vida y disculparme por la pregunta pero, ….¿que haceis en interent a las 5 de la mañana? je, je.

    Chritophe, creo que nunca llegaremos a recompensar tus esfuerzos por tener este blog

    phénoménal!!! MAGNIFIQUE!!!

    Mas saludos otra vez

  6. Lola

    Gracias Christophe,es un tema delicado.
    Cesar;trabajar-guardia en el hospital-

  7. Borja

    Estoy con Lola, esas dietas hiperproteícas tienen bastante peligro.¿ No dice nada el libro de como se te queda el hígado siguiendo esas dietas de manera prolongada? El metabolismo de proteínas es un tema complicado. Para adelgazar, sentido común 5 veces al día. XD

  8. Christophe

    Hola Cesar, yo a esas horas no trabajo.
    Suelo dormir pocas horas, nada más y aprovecho parte del tiempo para hacer el blog.

    Ciao

  9. Juancho

    “Eat food; not much; mostly plants”. Con esta frase tan sencilla y tan corta resume Michael Pollan su libro -maravilloso- “In defense of food” sobre cómo hemos transformado el comer en la ingestión de nutrientes (fibra, fólico, omega no-se-qué..- y cómo cuánto más nos preocupamos por la nutrición y el peso, peor comemos. El libro desmonta muchos mitos nutricionales, y sobre todo, nos anima a disfrutar de comer -bien-, algo que a los que te leemos nos apasiona. ¿Os habéis fijado, por ejemplo, lo inmensas que son las raciones de palomitas y de bebidas en un cine comparadas con las de hace años, donde las botellas eran de 25 cl? Si a esto añadimos que vamos en coche al cine y no andando, por eso, básicamente, engordamos.
    Enhorabuena por el blog, Christophe, y por el nuevo servicio gastroconfidencial!!

  10. Vicente

    Buenas tardes, sumandome a lo comentado por Lola , os copio un resumen de una de las revistas mas prestigiosas desde el punto de vista científico que ya avisaba en 2001 de los inconvenientes a largo plazo de este tipo de dietas, os aconsejo sobre todo controlar la función renal si hacéis este tipo de dietas durante cierto tiempo.
    (Circulation. 2001;104:1869.)
    © 2001 American Heart Association, Inc.
    AHA Science Advisory

    Dietary Protein and Weight Reduction

    A Statement for Healthcare Professionals From the Nutrition Committee of the Council on Nutrition, Physical Activity, and Metabolism of the American Heart Association

    Sachiko T. St. Jeor, RD PhD; Barbara V. Howard, PhD; T. Elaine Prewitt, RD DrPH; Vicki Bovee, RD MS; Terry Bazzarre, PhD; Robert H. Eckel, MD; , for the AHA Nutrition Committee
    Abstract

    Abstract— High-protein diets have recently been proposed as a “new” strategy for successful weight loss. However, variations of these diets have been popular since the 1960s. High-protein diets typically offer wide latitude in protein food choices, are restrictive in other food choices (mainly carbohydrates), and provide structured eating plans. They also often promote misconceptions about carbohydrates, insulin resistance, ketosis, and fat burning as mechanisms of action for weight loss. Although these diets may not be harmful for most healthy people for a short period of time, there are no long-term scientific studies to support their overall efficacy and safety. These diets are generally associated with higher intakes of total fat, saturated fat, and cholesterol because the protein is provided mainly by animal sources. In high-protein diets, weight loss is initially high due to fluid loss related to reduced carbohydrate intake, overall caloric restriction, and ketosis-induced appetite suppression. Beneficial effects on blood lipids and insulin resistance are due to the weight loss, not to the change in caloric composition. Promoters of high-protein diets promise successful results by encouraging high-protein food choices that are usually restricted in other diets, thus providing initial palatability, an attractive alternative to other weight-reduction diets that have not worked for a variety of reasons for most individuals. High-protein diets are not recommended because they restrict healthful foods that provide essential nutrients and do not provide the variety of foods needed to adequately meet nutritional needs. Individuals who follow these diets are therefore at risk for compromised vitamin and mineral intake, as well as potential cardiac, renal, bone, and liver abnormalities overall.

  11. Jose

    Estoy de acuerdo con todo lo que se dice en este post, llevan medio siglo engañandonos, o simplemente, como es la ciencia, se equivocaron en un principio, y ahora estan intentando corregir las cosas.

    En mi caso, llevo ya un tiempo comprobando como las bases que se cuentan en este libro son ciertas, y no me encuentro ni falto de fuerzas, o con subidas y bajadas repentinas de peso.

    Si consigues mantener estos hábitos saludables de comida, no solo bajas de peso, estas con mas energía, y sobre todo, es mas dificil que vuelvas a recuperar el peso.

    Ahora mismo me encuentro en la fase inicial de un proyecto que se llama todospodemosadelgazar.tumblr.com en donde cuento mis experiencias a la hora de adelgazar, y como conseguirlo de forma sana y correcta.

    Os animo a todos a que visitéis la pagina y contéis también vuestras experiencias.

    Y mi mas sincera enhorabuena por el blog, esta genial!!!!

    Un saludo

  12. Asterix

    Hola a todos, yo soy médico y os cuento mi experiencia.He vivido esclavizada a dietas hipocalóricas , hipoproteicas y casi diría vegetariana y si que es verdad que bajé mucho peso, pero también masa muscular, forma física y pasando mucha hambre. Hace unos meses descubrí la dieta Montignac, cuyos principios son similares a los propuestos por Taubes , y ha sido mi liberación. Perdí los 5 Kg que me sobraban facilmente, comiendo cantidades de comida jamás por mi pensada, sin contar calorías. eso sí, el precio a pagar es erradicar los azúcares y harinas refinados ( es un sacrificio, pues soy golosa).
    Viva esta nueva piramide nutricional!! Puedo hacer mucha más vida social que antes y si voy de restaurante no me limito a una ensalada, sino que me como la ensalada y el entrecot o el pescado.
    Es más, mi perfil lipídico, función renal y hepática están perfectos!!
    os animo al cambio.

  13. Ana María

    Hola,
    la clave es que la base de la pirámide sean ensaladas, verduras y cereales con mucha fibra o pasta al dente (lo que se llama glucosa de asimilación lenta, como dice Montignac). Nada de pan blanco o patata muy cocida como en la figura.
    Además, es bueno tomar citricdiet entre las comidas, para potenciar la capacidad de tu cuerpo a quemar la grasa corporal que le sobra.
    Por otro lado, si ves que te vas a pasar y vas a comer algún hidrato no recomendable, como una paella, unas patatas fritas o una hamburguesa, ten siempre a mano la faseolamina, que hace que la harina del pan se asimile despacio, y así no engorde. Es como fibra en cápsulas!
    Suerte a todos!

Los comentarios han sido desactivados.