«

»

May 02

La fabulosa empanadilla de guisantes de la Señora Font


En estas vacaciones tuvimos la oportunidad de probar unas empanadas realmente extraordinarias que os animo a hacer porque son un pecado.

Conocimos estas empanadas un día fabuloso que pasamos en Javea: despues de comer pegados al mar en un lugar paradisíaco, por la tarde, fuimos a la lonja a por unos kilos de gamba roja recien llegados en barco y luego los cocimos a consciencia en la casa de la madre de Juan, la Señora Font.

Mientras cociamos las gambas de 3 en 3 no podiamos imaginar que unas empanadillas que se enfriaban recien horneadas iban literalmente a eclipsar unas gambas rojas recien sacadas del mar.Y eso que las gambas estaban muchas vivas: se ve en la foto el ojo dorado que indica que esta viva aún. Pero realmente si preguntas a cualquiera de los que cenamos esa noche cual fue la mayor sorpresa todos contestaremos que realmente fueron estas empanadilla que nos hizo con mucho cariño la Señora Font.

Una masa suave y crujiente y un relleno de guisantes con lechuga y cebolla pochada. Realmente sobresaliente.

La receta original de la señora Font es esta:

Para el relleno:
– Lechuga en Juliana 250gr
– Cebolla brunoise 350 gr
– Guisantes congelados 900 gr preferiblemente frudesa.
– Aceite 150 ml
– Sal

A fuego medio-bajo, primero los guisantes y en cuanto empiezan a ablandarse añadir el resto y tapar. Dejar cociendo tapado hasta que se evapore todo el liquido, aproximadamente 30 minutos.
Remover de vez en cuando y corregir de sal

Para la masa:
– Aceite 1 taza
– Agua 1,5 tazas
– Azúcar 1 cucharita
– Sal 1 cucharita
– Cognac 1 copita
– Harina (la que admita).
– Huevo (para pintarlas)

Con la masa se hacen unas pelotas muy poco más grandes que pelotas de golf, se aplastan y se aplastan hasta hacer unas circunferencias, se pone una cucharada sopera de guisante y se cierra apretando bien los bordes. Se pone en una bandeja con un poco de harina (no hace falta poner harina en la bandeja porque la masa ya lleva bastante). Se pincela con huevo y se pincha con un tenedor.

Se hornean con el horno caliente a 170º por arriba y abajo hasta que esten un poco dorados, esto lleva unos 25 minutos.
Cuando comienzan a dorar se rebaja a 130º y solo por abajo unos 12 – 15 minutos.

Si la pelota se hace con más masa se corre el riesgo de que la masa no este cocida cuando acaba el proceso.

Se dejan enfriar y a comer. Absolutamente deliciosas, parece que son frecuentes en la cocina de Javea.

Como dice DULE :      ¡¡ OLE !!

2 comentarios

  1. Lucullus

    Menuda semanita te has pegado campeón…Quique Dacosta, Vicente Patiño, Sra. Font… Que lujo!!!!

  2. celia younger

    NO LLEVAN LEVADURA de ninguna clase? como es que queda suave y crujiente? De todas formas la provare la receta, parece muy rica.

Los comentarios han sido desactivados.