«

»

Dic 14

La bota de Pedro Ximénez Nº 11 del Equipo Navazos

He conocido este vino gracias a Fernando Angulo de la ENOPATECA, es un vino con una producción muy limitada 1500 botellas y hoy lo hemos tomado con los postres. Si lo podeis encontrarlo os lo recomiendo: es realmente extraordinario.

Los comentarios de cata en Verema describen mejor que yo este vinazo, que sabe a gloria y deja un sabor potente y larguissimo en boca:“Espeso, negro y denso. Aroma potente, pasas, higos, ciruelas, todo confitado, cáscara de almendra, una nota de piel de naranja y café, en admirable combinación. Boca muy densa, espeso, enorme volumen, equilibrado; perfecta equilibrio entre acidez y dulzor. Excelente y potente sabor a fruta confitada y pasas. Larguísimo.”

o la Cata del famoso Paco Higón :”Empleando el símil taurino, negro zahino, bragado, astifino. Pura ambrosía con destellos yodados, nariz muy profunda, muy especiada, con toques de especias exóticas, hay azúcar quemado, regaliz negra y ciruelas pasas. Intenso, profundo y equilibrado. En boca tiene buen ataque, ligera amargosidad, untuoso, fresco, con excelente acidez, magnífica estructura y notable longitud. Una maravilla de armonía y equilibrio.”

Lo cierto es que yo no he probado nada igual.
La historia del Proyecto Navazos es la historia de una pasión. Una pasión compartida por un amplio grupo de grandes amantes y conocedores de los generosos andaluces. Conscientes de los tesoros que reposan escondidos en los cascos de bodega de Jerez, Sanlúcar y El Puerto, y también de Montilla y su entorno, se propusieron recuperar algunas de esas joyas y embotellarlas en series muy limitadas para sí mismos y otros amigos de España, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos, en su mayor parte gente del vino: enólogos, escritores, distribuidores, sumilleres, además de algunos aficionados al vino de calidad con profundos conocimientos. La Bota de Pedro Ximénez (nº 11) proviene de una solera de 12 botas de la Sacristía de Real Tesoro que se llenó en el año 2000 con un Pedro Ximénez dulce de apreciable vejez que había sido cuidadosamente seleccionado entre las existencias de la desaparecida bodega Manuel de Argüeso. Desde entonces ha permanecido intacto en la Sacristía de Marqués del Real Tesoro y, en el momento de esta saca, se estima que su vejez media real debe de rondar 18 años.
Esta maravilla se puede disfrutar por sí mismo como un postre dulce, o bien combinar con repostería tradicional (pestiños, torrijas, mantecadas, crema catalana, tocino de cielo…) o con postres de chocolate. Se recomienda consumir ligeramente fresco, dejando que suba en la copa desde 12º hasta unos 16º C.
Realmente maravilloso: www.enopateca.es

2 comentarios

  1. El_Pollito

    La verdad es que no he probado este PX de Navazos, pero si está al mismo nivel que sus “hermanos” ha de ser un vino único y, sobre todo, muy muy personal y singular (algo que escasea muy mucho en estos tiempos de globalización).

    El que sí te puedo recomendar, para mí el mejor PX que he probado, es el de Bodegas TRADICIÓN. Una maravilla en todos los sentidos, copio el enlace de la nota de cata de verema http://www.verema.com/vinos/23881-px-tradicion-v-o-s-

    Pruébalo!!!

  2. Christophe

    Lo he probado y esta muy muy bien, tienes razón pero este es tela marinera !!

Los comentarios han sido desactivados.