«

»

Jun 07

Manzanilla Pasada PASTRANA de Bodegas Hidalgo La Gitana: una maravilla con una RCP dificilmente igualable

Como sucede en la vida, a menudo un descubrimiento lleva a otro que a su vez lleva a otro. En este caso el interés por hacer el bogavante de Alain Passard me condujo, de la mano de LA TINTORERÍA, a conocer una manzanilla para mi gusto extraordinaria y con una RCP aún más sorprendente (13, 90€)

La MANZANILLA PASADA PASTRANA  de Bodegas Hidalgo La Gitana es una delicia. Notas salinas y de almendras y un sabor potente y persistente muy largo y agradable. Dificil no engancharse a esta maravilla.

Como no podía ser de otra forma, el sabado por la mañana en mi peregrinación a mi vinoteca favorita, LA TINTORERIA, me acabé llevando dos opciones de vinos para combinar con el bogavante, una fué la que usé finalment, un ARBOIS chardonnay, pero otra opción que barajaba era llevarme un vin jaune de la zona. Aunque este resulta bastante caro y no estan las cosas para tantas alegrías. Así que seguí el consejo de la persona que me atendío y que me recomendo esta Manzanilla Pasada PASTRANA que sustituiría de forma más que digna según él, el vin jaune. La tomé y la verdad es que me ha enamorado.

Para los amantes de la “pequeña historia” aquí va un poco de información adicional que he sacado de Verema:

Arbois, fue la primera AOC reconocida en Francia en 1936; 13 pueblos y unas 850 Ha; produce un 70% de tintos y un 30% de blancos.

Sobre el “vin jaune” solo decir que está considerado como uno de los grandes vinos blancos del mundo. Es un caldo que una vez ha fermentado se guarda en toneles de madera de 228 litros, de segundo uso, procedentes de Borgoña o del propio Vin Jaune, un mínimo de 6 años y tres meses. El tonel no se llena enteramente, se evapora una parte, la cual nunca se repone, y se crea el velo en flor, y aparece una levadura que es la Saccharomyces cerevisiae. Las bodegas donde se guarda son recintos a nivel de suelo, con poca protección contra las inclemencias meteorológicas, por lo cual este vino sufre los factores de humedad, y temperatura propias del cambio de las estaciones y del clima continental de la zona, con lo cual el velo se va modificando o en ocasiones desaparece y vuelve a desarrollarse, creándose una particular y original método de oxigenación. Como vemos se parece al sistema de Jerez, pero de forma más ruda o menos refinada. En definitiva el resultado es un vino complejísimo, donde aparecen notas de almendras y nueces, pan tostado, canela, y caramelo, en su juventud, apio. ( Nota: esto está tomado de un magnífico post de Verema : http://www.verema.com/articulos/636546-breve-introduccion-a-los-vinos-del-jura-y-vin-jaune )

Por cierto, OJO !! si los sabados vais antes de las 10h30 os podeís encontrar con la estampa de la foto de arriba.

1 comentario

  1. El_Pollito

    He de reconocer que no soy un incondicional de la manzanilla y el fino, de hecho apenas consumo vinos de Jerez, pero habrá que ir adentrándose en estas “joyas” alejadas de las marcas más comerciales. Me apunto la reseña, igual que tengo pendiente probar los fantásticos vinos del Equipo Navazos…

    Dejo un post (no es SPAM), del blog de Eugenio Sáenz en Verema, donde habla de esa maravillosa feria del vino generoso que es Vinoble: http://www.verema.com/blog/eugenio/753626-vinoble-madre-todas-ferias-i

Los comentarios han sido desactivados.