«

»

Oct 28

Los sapitos al horno

P1100647

Bueno hoy estamos de viaje pero tenia esta nota preparada sobre una preparación del rape, muy sencilla pero realmente buena. No es demasiado caro porque este año hay que reconocer que el pescado, con el tema de la crisis esta más que comedido.

Se pide al pescadero un sapito de kilo y medio, que nos separe la cola y nos la deje limpia. Guardaremos la cabeza para hacer caldo, que sale muy bueno.

Precalentamos el horno 8 o 9 minutos antes a 200º.

Pasamos la cola por la sartén a fuego vivo un par de minutos  por cada cada lado.

Se introduce en el horno entre 12 y 15 minutos a 200º. Luego como sabeís simplemente se separan los dos lomos de la espina dorsal. La verdad es que el rape es raro hasta en eso pero que bueno esta de esta forma.

Si se quiere  acompañar de patatas una forma de hacerlas es esta: se corta la patata pelada y lavada en rodajas finas, si se quiere se añaden rodajas de cebolla y ajo, se mete en una rabanera o fuente y se cubre de aceite. Se tiene unos 18 minutos a 200º.

La salsa que desprende el rape esta muy buena, lo suyo es rescatarla añadiendo un par de cucharadas soperas de agua y rascando un poco.

2 comentarios

  1. José Ignacio Agatángelo Soler Díaz

    Hola!… Hubo un tiempo en que los rapes se empleaban para acrecentar el volumen en los platos de la “cara” langosta de mar… Se hervían langostas en una besuguera, y luego su carne se servía a rodajas que se cubrían con una determinada salsa… A esas rodajas de langosta cubiertas por la salsa, se añadían otras que eran de rape… El método: Si pedimos en la pescadería que le quiten la espina central a la cola de rape, y, luego, atamos éstas, cada, por ejemplo, 2 centímetros, con unas anillas de silicona o con un hilo de palomar, formando unas secciones cilíndricas que imiten a las de las anillas de la langosta de mar… y hervimos la langosta “al vapor” en la parrilla de una besuguera en cuyo fondo hemos puesto un caldo “al azul” para langosta… y, a continuación, seccionamos con un cuchillo el rape o “falsa langosta” formado anillas… Al final, podremos juntar estas anillas, una vez cortadas, con las de la langosta de mar… En algunos casos al rape incluso se le ponía un poco de pimentón rojo dulce en el dorso de la cola para imitar los colores de las anillas de langosta de mar… Si, por otro lado, y además, a la anillas de rape, se le agrega, por encima, una crema de langosta, de la marca, por ejemplo, “Campbell’s”… pues más sabor a langosta de mar tendrán… Era la picaresca de algunos restaurantes…para sacarle más rendimiento a un plato de langosta de mar… Saludos.

  2. Christophe

    Hola José Ignacio, de verdad, que gusto, eres una enciclopedia !! acabo de probar una receta de rape con salsa de oricios en un hotel familiar de Palamos en el que estabamos hospedados por recomendación de un lugareño que en cuanto tenga ocasión compartiremos, porque tuve la suerte de que Doña Carmen, la fundadora del hotel, me dío la receta original y es realmente magnifica.
    Queda realmete bueno y en esta época el oricio mejora día a día.

Los comentarios han sido desactivados.