«

»

Dic 05

El mercado de San Miguel, una iniciativa prometedora

De este mercado aún no hemos hablado nunca pero es un caso muy especial y tengo mucha curiosidad por saber como va a ir esta interesante y original iniciativa:

El mercado de San Miguel fue construido entre 1913 y 1916 bajo la supervisión del genial arquitecto Alfonso Dubé y Díez, inspirado en otros mercados europeos realizados en hierro al estilo del de Las Halles de París. Sin embargo, su actividad comercial es muy anterior, ya que en su ubicación existía antes un mercado de comestibles al aire libre.

Es fruto de la época en que empezaron a abrirse paso las ideas higienistas y funcionalistas de urbanistas, médicos y científicos que buscaban remediar los problemas de la suciedad e insalubridad de los mercados callejeros.

San Miguel es la única muestra de su tipo que queda aún en la ciudad de la denominada arquitectura del hierro, ya que todos los mercados cubiertos construidos en el último tercio del siglo XIX fueron demolidos y, en general, sustituidos por nuevas construcciones.

En 1999 la Comunidad de Madrid abordó con fondos europeos y de los propios comerciantes una remodelación que ascendió a 150 millones de pesetas de la época y que devolvió al mercado su aspecto original. Sin embargo, su actividad comercial fue decayendo poco a poco ya que sus instalaciones no podían competir frente a los modernos supermercados y centros comerciales. Para evitar su defunción, un grupo de particulares con intereses arquitectónicos, gastronómicos y pertenecientes a diferentes ámbitos culturales y sociales han formado la sociedad El Gastródomo de San Miguel, actual dueña mayoritaria del mercado. Su objetivo es resucitar y mejorar su actividad tradicional creando un mercado que tiene como referencia el de La Boquería de Barcelona; con una oferta centrada en productos de gran calidad, alimentos de temporada, asesoramiento gastronómico y la posibilidad de probar aquello que va a formar parte de la cesta de la compra.

Hace poco hablé con una señora francesa que va a tener una tienda de ostras con los mejores calibres franceses y me dijo que pretenden hacer del mercado un referente en Madrid. No se si conseguirán tanto como eso no se pero la remodelación de este local de 1200 metros cuadrados es impresionante. Lo que si sé es que han ofrecido locales de este mercado a la flor y nata de los mercados y oficios relacionados con el mundo gastronómico.

Tenían intención de abrir en navidades, para aprovechar el magnífico tirón de público que hay en la plaza mayor en esta época, pero las obras van con retrasos… lástima para los comerciantes porque parece que el local se estrenará en medio de la cuesta de febrero.

El parking más cercano es el de la Plaza Mayor, que esta a 200 metros de San Miguel.

Es un mercado precioso, el sábado pasado cuando fuimos mi mujer María y yo se respiraba un ambiente muy especial alrededor del mercado.

 

 

 

 

 

la magnifica remodelación que se esta haciendo y la iniciativa que hay detras de las obras. 

Según ella, por frescura de setas y por variedad es el mejor sitio de Madrid. Con estas referencias no podíamos dejar de conocerlo así que hace un par de sábados por la mañana nos acercamos