«

»

Nov 22

Alboroque de Andrés Madrigal estrenaba 1 estrella Michelin

El día en que hicieron públicas las estrellas de Michelin, salía un restaurante del que habíamos oído hablar pero no conocíamos porque está un poco a trasmano. Aprovechamos para descubrirlo.

ALBOROQUE, así se llama, era el único restaurante que se estrenaba con una estrella en la comunidad de Madrid y eso merece el viaje y la prueba.  

Me pareció raro que tuvieran mesa para ese día, aunque solo fuese por la noticia, pero el caso es que tuvimos suerte y pudimos probar la propuesta de Andrés Madrigal. Anticipamos que volveremos!!

 

Andrés Madrigal nació el día de San Lorenzo de 1967, cosa que poco tendría de significativo si el santo no fuese, según la tradición, el patrón de los cocineros. Quizá eso le influyera en algo, aunque por lo que él mismo relata acerca de su biografía parece que lo hizo más el que su abuela le enseñase algunos de los secretos de su cocina cuando era niño.

En cualquier caso, su formación en el oficio de los fogones fue práctica. Atravesó todos los grados de la jerarquía cocineril, empezando por el de pinche. Trabajó en varias cocinas prestigiosas de Madrid, entre ellas las de El Bodegón, Óter, Príncipe y Serrano, El Olivo y La Alborada. Esa trayectoria se complementó con  estancias junto a grandes maestros como Juan Mari Arzak, Alain Ducasse y Roger Vergé, tras lo cual finalizó una primera etapa de su carrera profesional y comenzó otra que estaría marcada durante siete años por su trabajo en Balzac.

 
En el restaurante ubicado a espaldas del Museo de Prado ejerció como cocinero titular y copropietario al tiempo que consolidaba un estilo propio que lo ha caracterizado desde entonces. Después de su marcha de Balzac estuvo implicado en otros proyectos que no llegaron a cuajar, como el Atelier Madrigal y Azul Profundo, antes de recalar en Alboroque, el espacio gastronómico donde oficia desde hace dos años una cocina muy personal en un espacio realmente original.

Desde la calle, ningún rótulo comercial ayuda a reconocer Alboroque.

 

Tan sólo la placa discreta de la fotografía  junto al portón de entrada deja al descubierto el paso de carruajes de este caserón decimonónico: después de una rehabilitación que ha llevado casi 3 años, la antigua casa palacio de los marqueses de Riscal, construida a mediados del siglo XIX, acoge el único restaurante de Madrid que ha ganado una estrella Michelin en 2009.
Un palacete soberbio convertido en un espacio polivalente. Lugar diseñado para albergar manifestaciones culturales abiertas y que tiene exposiciones permanentes de pintura y escultura procedentes de la magnifica galería ALVARO ALCAZAR de la calle Hermosilla 58.
La exposición de arte contemporáneo que hay en el patio:
 
Un comedor moderno y bien decorado:
Hay 3 menús y una amplia carta:
El menú corto esta muy bien, y no se lo que durará porque ese precio es muy ajustado: 2 tapas, un primero, un segundo, un postre, vino incluido por 35 € !!. Hoy trabajamos y no tenemos tiempo, así que tomaremos el menú corto sin postre para ir más rápido.
El segundo, tiene dos segundos platos y dos postres por 20 euros más.
Un menú largo, que ni he mirado por ya demasiado largo.
 
Servicio en sala muy eficiente y atento, local muy agradable, cocina de calidad.
 
Aceite  de vegetales y brandada de bacalao:
 
Crema de verduras con croquetas
 
Bullabesa con “pelotitas” de pescado de roca:   
 
Carrilleras de cerdo ibérico con aromas de vainilla:

 

Tenemos que repetir otro día con tiempo suficiente para no ir con prisas. La primera experiencia ha sido buena.

Curioso que ALBOROQUE tuviera ese día 3 o 4 mesas libres.

1 comentario

  1. StudiobananaTV

    Si quieres saber mas sobre Andrés Madrigal pincha en esta video-entrevista

    http://www.studiobanana.tv/sb-productions/2008/11/30/sbtv-interviews-andres-madrigal.html

Los comentarios han sido desactivados.