«

»

Oct 25

Día 3 del pequeño tour gastronómico: Las tapas de LA BOQUERÍA

Hoy se acaba nuestro pequeño tour. Estamos felices porque el viaje ha ido my bien y hemos disfrutado mucho de las experiencias en El Cingle de Montse Estruch y en el Sant Pau de Carme Ruscalleda. Poder compartir unas horas con Montse ha sido un premio extra que no podíamos esperar.

El AVE de regreso a Madrid sale a las 15h00.

Hemos pensado que lo mejor es devolver el coche a Pepe Car a media mañana, dejar las maletas en el hotel e irnos de compras a La Boquería y aprovechar y almorzar allí tapeando en varios de los locales.

Ha sido buena idea, desde las 12h00 hay mucha gente tomando desayunos / almuerzos de lo más contundente: raviolis de foie con crema de boletus, sardinas asadas, sepiots (calamares del tamaño del pulgar), setas variadas salteadas a la plancha o  rovellons -níscalos- a la plancha que es la seta más abundante en el mercado, suquet de rape, pescados a la plancha, sepias a la plancha, albondigas de carne o pescado, croquetas, navajas a la plancha, almejas de carril, coquinas, butifarras negras con cebolla confitada, butifarra blanca a la plancha con patatas pochadas y luego fritas, pimientos de padrón, canelones de bonito etc etc … con una materia prima así, tan fresca y tan cerca es imposible no dar bien de comer.

A las 12h00 el mercado es un hervidero de gente, detrás de la primera línea de los bares hay varias personas esperando. Hay mucho extranjero pero también hay mucha gente del lugar que acaba de hacer sus compras… eso es muy buena señal.

Acabamos tomamos unas alcachofas fritas en el primer bar que hay a la izquierda según se entra (aquí es donde ponen los raviolis de foie que nos hemos quedado con ganas de  probar) con una caña y una clara ( 9€).

Esta es la vista que nos convencío:


Bajando por el lateral , pasamos por una tienda especializada en caza que vendía conejo de bosque y compramos un par de ellos, y caracoles, envueltos al vacío para que aguante el viaje de vuelta. Quedamos en que nos los prepararan mientras seguíamos haciendo alguna compra. La tienda se llama AVINOVA Boquería.

En el extremo opuesto a la entrada del mercado se encuentra una de las tiendas emblematicas FRUITS DEL BOSC, Frutos del Bosque , es muy conocida porque es la que  tiene un surtido mayor de setas, frutas del bosque y hierbas aromaticas… Tenían unos níscalos del tamaño de un botón así que fuimos a por unos cuantos para hacer mañana un arroz con conejo de bosque y  níscalos ( aprovechando que no está nuestra hija Sara que no lo probaría).El dueño se parece a guru de una secta hippie (como me pille me capa).

Esta tienda es un caos y despachan sin órden ni concierto, así que después del stress para conseguir las setas (al final compramos algunas variedades más) decidimos recalar en otro bar emblemático que hay muy cerca en el que tomamos una magnífica butifarra acompañada de un  par de níscalos y patatas hervidas y luego fritas con un poco de ali-oli. Muy bien hecho. Se sentó una pareja de señores muy mayores que pidieron dos raciones de pulpitos que tenían una pinta bestial. Al cabo de un rato otra pareja muy conocida por los dueños se sentaron a otro lado y les recomendaron tomar los pulpitos y los rovellons así que no tuvimos mucho que pensar … pedimos media de cada una y un par de copitas de cava … ( todo 36€).

Esta ha sido la última experiencia gastronómica del tour de otoño. Una experiencia diferente pero muy buena: en Madrid yo no encuentro una materia prima así, ni de lejos. Eso sin tener en cuenta el precio: aquí es sencillamente la mitad o a veces incluso menos. ¿Cómo puede ser?

Volviendo al tema que nos ocupa, merece la pena tapear o almorzar , como hemos hecho nosotros, no sale barato pero se come bien y el ambiente de los mercados a mi me resulta muy agradable.

Todos nos hablaron del recién remozado mercado de la Catedral del Mar. Parece que esta teniendo mucho éxito y desbancando a La Boquería. Voluntariamente no hemos ido para tener otra experiencia pendiente.

Hemos aprovechado para comprar manitas de cerdo confitadas (esto es un manjar que no había aprobado hasta hace muy poco por prejuicioso e ignorante), las setas que mencione antes, los dos conejos de monte y unas berenjenas enanas preciosas que vendía una pareja de señores muy mayores en un puesto muy pequeño. También butifarra blanca, butifarra negra, una mezcla de hierbas para carne, y un kilo de judías del gantxet que estaba medio agotada en toda las tiendas que vendían legumbre en La Boquería eso sin contar la chacinería que compramos el primer día de la casa SENDRA que es sencillamente genial .

Esperamos poder volver y yo me conformo con disfrutar la mitad que en este viaje.

7 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. jordi

    si algun vienes por barna mandame un mail que te orientaré en nuevos sitios. Soy cocinero tengo un rest. muy cerca boqueria y gourmand de nacimiento
    Jordi

  2. Christophe

    Ya te avisare, creo que volveremos en primavera.

  3. Pierre Roca

    Estamos a viernes 28 de mayo y acabo de leer tu artículo referente a la Boquería, uno de mis lugares preferidos de la ciudad.

    La llamada catedral del mar no existe, lo lamento. La expresión se ha puesto de moda a partir del exitoso libro del abogado Falcones. La iglesia emblemática de aquella parte de la ciudad es la Basílica de Santa María del Mar, que por cierto es un precioso ejemplo de gótico catalán.

    El mercado al que aludes es el de “Santa Caterina”, remozado hace unos años por el malogrado arquitecto Miralles y su mujer y socia Benedetta Tagliabue. Una obra preciosa y absolutamente original.

    Desde mi punto de vista la sección de pescado mejora la de la Boquería. No así las verduras. Excelentes carnes y aves aunque en menor cantidad que en el mercado de la Rambla.

    Cuando pases de nuevo por esta ciudad y si lo deseas puedes ponerte en contacto conmigo previamente y aportaré mis conocimientos a tu visita… además de vampirizar algunos de los tuyos, que no son pocos.

    Abrazo.

    Pierre Roca

  4. Christophe

    Pronto tengo que ir a Barcelona.La verdad es que tengo muchas ganas.Y tengo más ganas aún de volver a La Boquería.
    Alguna sugerencia original o “hors normes” en la ciudad ¿?

  5. Pierre Roca

    Évidemment, mon ami.

    La première est de prendre bonne note de mon portable, 653 555 353.

    Mon rayon c’est plutôt le “hors normes”, donc tu es dans la meilleure des voies.

    Aux alentours de la Boquería, “Au port de la lune”, un bistrot plus vrai que nature qui fait en ce moment dans la clandestinité, ce qui augmente son attrait.

    À la Boquería même un classique: “Pinotxo”, le précurseur, un “outsider” dévergondé et séducteur.

    Dans la zone des Ramblas “La Plata”, le meilleur “pescadito frito” de la ville à des prix résolument populaires. Et à quelques encâblures “La Palma”, un choix époustouflant de whiskyes de malt à des prix très raisaonnables et un patron pas sympa du tout mais qui possède des connaissances infinies au sujet des vins.

    Et d’autres, bien sûr.

    “Call me” si tu en as envie.

    Pierre Roca

  6. Christophe

    Merci beaucoup. Si l´ocasion le permet nous nous verons.
    Ciao

  7. Pierre Roca

    Samedi 3 d’octobre.

    Cristophe, je viens de lire tes deux mots écris le 29 mai !!!

    J’ai mangé il y a quelques jours au “Quim de la Boqueria”, qui est un autre des magnifiques bars du marché.

    Deux “huevos fritos” accompagnés d’une sélection de champignons signée par Petràs, le patron et gourou de “Fruits del Bosc”. Les champignons peu faits, crissant à la dent et pleins d’arômes de la terre…

    Plat généreux, absolumment délicieux et à un prix plus que raisonnable: dixhuit euros avec deux verres de rouge. J’en ai profité pour écrire un “post” pour “losjuevespaella.eu”. Il est en catalan mais si le coeur t’en dit…

    Bien à toi,

    Pierre

Los comentarios han sido desactivados.