«

»

Ago 12

Berenjenas rellenas de carne cocidas al estilo turco

Los turcos presumen de tener más de 1000 formas de preparar las berenjenas.

1000 son muchas, pero es verdad que hemos visto en estos días que algunas veces hacen las cosas de otra forma y con resultados muy buenos.

Aquí va una de ellas: se precalienta en horno a 200º, se lavan las berenjenas, se pela una franja en el centro, se pone un poco de aceite en la bandeja de horno, se ponen las berenjenas y se introducen en el horno. A la media hora o así se da la vuelta. Yo lo pincho con un tenedor hasta que este completamente deshecho por dentro (en la foto se aprecia que la franja pelada esta un poco marrón en algunas zonas porque llevaban ya un rato en el horno).

Con este se consigue respetar más el sabor que haciendo las berenjenas en el micro o con el otro método de vaciar la pulpa en crudo y hacerla a la sartén.

Aquí ya la receta es la tradicional: se pocha, muy despacio y sin que llegue a dorarse, una cebolla y una zanahoria rallada de tamaño mediano por cada cuatro berenjenas. Se añade pulpa de tomate (un tomate mediano por cada 2 berenjenas), se introduce la carne picada (en casa usamos una mezcla de 80%  ternera y 20% magro de cerdo). Para lo que se aprecia en la foto usamos 1000 gr d ternera y 200 gr de cerdo.

Se reserva.

Se hace una bechamel que se salpimenta bien.

Cuando las berenjenas están listas , con un par de cucharadas soperas se abre la berenjena por la zona pelada, se extrae la pulpa y se mezcla con el relleno de carne y verdura pochada. Se añade la bechamel y se mezcla bien. Se prueba el punto de sal y pimienta.

Las pieles de las berenjenas se disponen en otra fuente de horno, se rellenan y se pone una capa de queso rallado por encima. Se introduce en el horno a 180º para que gratinen hasta que tomen un bonito color dorado.

No puedo añadir más que no me dio tiempo a hacer las fotos de las berenjenas y de estos vegetales parecidos al calabacín: había hambre y salieron bien así que se “teletransportaron” muy rápido al estómago. De hecho, las berenjenas rellenas de casa empiezan a tener fama: este próximo sábado mi hija se trae a una de sus mejores amigas a probarlas.

NOTA: los turcos no se ponen bechamel y la forma de hacer las verduras es con muy poco aceite y más bien cociendo las verduras. Lo explicaré en la siguiente receta por que es algo que probe a hacer el sábado y queda muy bien.