«

»

Abr 09

Alcachofas, tirabeques, habas, guisantes

Esta es una receta muy fácil de hacer que te “clorofiliza”  como puedes ver en la foto.

Ayer probe una menestra bastante mala en un restaurante así que me he decidido a  escribir esta receta que técnicamente no es una menestra pero te dará un resultado excelente.

– 2 alcachofas por persona ( hay que elegirlas cerradas y pequeñas)

– 35 gr de habas por persona

– 35 gr de  guisantes naturales por persona

– 35 gr de tirabeques por persona

Yo esto lo compro en Charito en el mercado de Chamartín, suele tener tirabeques (la verdad es que tienen de todo: ficoide, diente de león, acederas, calendulas, pensamientos etc etc) que es una verduda que no es fácil de encontrar y que hecha al vapor 2 o 3 minutos con un hilo de aceite esta de lujo.

Bueno, aquí se pone agua a hervir , cuando hierve introduces las habas 1 minuto, las sacas y reservas. Introduces  los guisantes 2 minutos y reservas, pones un colador encima del cazo de agua con los tirabeques dentro sin que toquen el agua y así al vapor lo tienes 3 minutos con una tapa encima y reservas.

Mientras, calientas unas gotas de aceite, a fuego medio, en una sartén grande. Aplastas 4 o 5 dientes de ajo, que introduces con la piel en la sartén. Los mueves un poco.

Los dejas unos minutos para que se hagan un poco los dientes de ajo. En vez de quedarte mirando, vas cortando las alcachofas: primero haciendo un corte en la parte superior dejando fuera el ultimo tercio de la cabeza. Dejas 2 centimetros de tallo y con un cuchillo afilado pelas el tallo hasta llegar a las hojas y arrancas parte de las hojas, entonces cortas verticalmente la alcachofa en 4 o 6 partes. Esto lo vas poniendo en la sarten según lo cortas, a mi me gusta porque así al final, todas están hechas un poco distintas y hay diferentes texturas. Cuando todas lleven 2 minutos en la sarten, introduces los guisantes un par de minutos y entonces introduces las habas y los tirabeques otro par de minutos. Debes echar un poco de sal en cada incorporación y mover todo con un poco de mimo.

Antes de servir, pones un poco de pimienta molida buena , eso si que es difícil de encontrar en Madrid y ya está.

Aquí los tiempos son aproximados, lo mejor es cerrar los ojos, levantar un poco la cabeza e inspirar por la nariz despacio y en este caso probar para ver si el punto de cocción / crujiente es el que le gusta a uno. Más fácil imposible… no se le puede llamar cocina.

1 comentario

  1. Enrique

    Fácil… y bien rica. La hice el sábado, con materia prima de Frutas Vázquez en Ayala, menuda calidad. Creo que mi mujer es la más contenta de que haya encontrado tu página, je je.

    Por cierto, siguiendo tus consejos acabo de comprarme una sonda digital. Si me pudieses enviar por email esa guía que tienes digitalizada te lo agradecería mucho…

Los comentarios han sido desactivados.