«

»

Dic 08

Gratinado de patatas al estilo que le gustaba a mi padre

Este es un gratinado de sabor un  poco especial, muy fácil de hacer, que combina muy bien con carne o caza.

    a
    En casa, como más nos gustan, es haciéndolo en una capa fina o muy fina -es decir de 1 centímetro y medio o dos- en una fuente o en la propia bandeja del horno.

Ingredientes

  • Patatas 1kg
  • Sal
  • 200 ml de nata
  • Nuez Mozcada
  • 120-150 gramos de queso emental rallado
    Tomas una olla, calculas cuantos litros de agua le echas y pones las patatas a hervir, limpias pero sin pelar,
    sobrepasando el agua en un par de dedos a las patatas. Lo mejor es poner patatas del mismo tamaño para que se hagan al mismo tiempo.
    Añades 10 gr de sal por litro de agua.
    Cuando estén listas, después de 20-30 minutos más o menos, las retiras del agua, las pelas en un cuenco y las haces puré con un tenedor.
    A mi me gusta un puré un poco irregular que se consigue con un tenedor pero si te gustan con una untuosidad homogenea pásalo por un pasapuré con la más fina rejilla que tengas.
    Una vez convertido en pulpa remueve el puré con una espátula de madera durante tres minutos. En este estadío la patata echa mucho humo porque está aún muy caliente y de esta forma la deshidratamos un poco.
    Tomas 60 gramos de emental rallado y lo echas al puré y lo mezclas bien con la espátula.
    En un cuenco pones el bote de 200 Ml de nata fría y le añades un cucharada de las de azucar de nuez moscada , es decir unos 3 o 4 gramos (en casa nos gusta incluso con el doble).
    Con las patatas aún calientes y humeantes echas la nata con la nuez moscada.
    Mezclas para que se empapen bien y lo tapas y lo mantienes apartado hasta que lo vayas a hacer.
    Cuando se acerque la hora fatídica, eliges una fuenta grande en la que haces una capa lo más fina posible. Sobre las patatas echas una capa de 60 o 70 gramos de emental rallado.
    Precalientas el horno en posición grill a 220 grados y cuando esté caliente lo pones en la segunda bandeja empezando por arriba.
    El puré debe quedar casi completamente seco por dentro y gratinado y crujiente por fuera. La forma de comprobar que está seco por dentro es pinchando con un palillo, si sale seco y casi limpio es que está bien. Si ves que ya está gratinada la capa de emental pero aun esta demasido húmedo por dentro , pon una hoja de papel albal o de teflón o silpat por encima para que deje de gratinar y mantenlo hasta que esté seco.

Esto debe llevar alrededor de 12-15 minutos. Es un plato muy fácil con un sabor muy original que gustará a todos.