«

»

Dic 02

Forma óptima de cocer las judías

judias_verdes___vaina.jpg

No se debe usar una cacerola  de aluminio ni se debe tapar ya que en ambos casos pierden color.

Estas son las proporciones exactas para conseguir unas judías perfectas: por cada 100 gramos de judías, poner 1 litro de agua y 12 gramos de sal.

La sal se debe poner cuando el agua hierve, pasados unos minutos dependiendo del grosor de la judía la judía estará al dente ( lo mejor es sacar una al cabo de un ratito y probar). En ese momento se debe echar en una fuente con agua y hielo para parar la cocción. Un truco muy cómodo es usar una secadora de lechugas: se pone el agua y el hielo y encima la cestilla. Las judías son más fáciles de sacar despues.

Hiper recomendable un aparato que vale 6 euros, de origen australiano que permite cortar la típica judía en lonchas de 2 milímetros y ayuda a quitar los nervios laterales.

2 comentarios

  1. Ricardo

    Al introducir las judías en agua con hielo, no solo detienes la coción sino que su coloración pasa a ser de un verde clarito muy intenso, haciendo que su presentación sea muy vistosa. Esa tonalidad se puede obtener también añadiendo durante la coción una cucharadita de bicarbonato

  2. Christophe

    Yo lo suelo echar una cucharadita de bicarbonato siempre.

Los comentarios han sido desactivados.